Yakisoba Curry de Maggi




A veces no nos dejamos convencer por la forma en la que se nos presentan los platos preparados, otras tantas nos entra por los ojos y nos convencen para hacernos con uno de esos productos y probarlos. Después de mis experiencias con este tipo de productos decidí no volver a confiar más en ellos, pero al igual que la vida te depara sorpresas malas, te guarda otras tantas que no lo son.

Maggi se trata de una marca con raíces en Suiza, su fundador "Julius Maggi" pensó en una alianza con Nestlé que le permitiese expandir su negocio a nuevos dominios de la alimentación, así, en 1947 su comercio comenzó a experimentar la expansión... pero lo más curioso es que el producto más famoso de Maggi fue un condimento similar a la salsa soja.

Yakisoba Curry ("tallarines fritos curry") es un producto con denominativo de China, con especias orientales y cierto regusto a Curry, una especia "traicionera" puesto que en ocasiones nos puede encantar por su sabor dulzón y otras nos desagrada por su excesivo gusto picante; pero aún así, este plato de rápida elaboración me ha sorprendido gratamente, y tanto que no me importaría recurrir al mismo producto en caso de apuros.
Su compra, principalmente en las grandes cadenas, aunque también se pueden encontrar en pequeños mercados, puesto que se trata de una marca con un espectro de distribución muy amplio.
Su preparación es tan sencilla como verter el contenido de la bolsa sobre una sartén con la cantidad de agua estimada en las indicaciones, y en cinco minutos aproximadamente ya está listo... y tanto que comienza a desprender un aroma "embriagador" asiático. Sí es cierto que la especia que le acompaña es un poco fuerte y por el olor parece que pica, pero os aseguro que una vez listo y servido, su sabor no resulta tan picante como su olor.

En mi caso los he probado solos, pero estoy seguro que este plato se puede acompañar de añadidos sustanciosos como es por ejemplo trozos de ternera (muy pequeñitos) o de pollo, para darle más riqueza al sabor y paladear una amalgama de sensaciones.



El plato contiene un aporte calórico de 449 kcal, es la cantidad de energía aportada por una comida normal y corriente. El acompañamiento sugerido de otros añadidos a la receta original no excederá a menos que las cantidades no sean adecuadas. Al tratarse de un plato basado en hidratos de carbono es muy normal encontrarnos con ese aporte de calorías.

Lo mejor: Facilidad y rapidez en su preparación, satisface el hambre, se puede combinar con infinidad de ingredientes personalizados, comodidad a la hora de comerlos, cocción instantánea.

Lo peor: Se trata de un plato con una sugerencia alimenticia pobre, si se prefiere mejorar hay que añadir estas sugerencias (tales como trozos desmenuzados y picados de carne, o cualquier verdura o ingrediente)
Comparte en Google Plus
Instagram

Sobre Álvaro Torrejón Puente

Lo mejor de comer es probar cosas nuevas... y ¡que te gusten!
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

3 comentarios:

  1. Un plato excelente. Gracias por vuestros "análisis" porque así estamos probando muchos platos que jamás habríamos probado. Seguid así.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16/9/11 0:31

    Muy interesante!!!!, muy socorrido cuando dispones de poco tiempo...

    ResponderEliminar
  3. Dónde conseguiste comprarlo? En qué supermercado? No lo encuentro por ningún sitio! Gracias

    ResponderEliminar