Carés de Jeff de Bruges


Como amante del chocolate, me pirra probar nuevas variedades, pero claro normalmente las mejores son de precios prohibitivos, así  que uno suele conformarse con alguna cosa menos delicatessen y más baratitas, pensando que el chocolate al final es chocolate (bueno menos esos tan baratos que no tiene nada de chocolate, pero eso ya es otra historia).

Así que una degustación de distintos chocolates que venga en una cajita y no esté mal de precio pues se agradece. Es el caso de los Carés de Jeff de Bruges, una colección de degustación de chocolates gourmet.
En cada caja vienen unas 25 onzas de chocolate, repartidas en 12 variedades, por lo que la mayoría sólo tiene dos onzas por clase, excepto alguno que tiene 3. 

Las variedades, como podéis ver en las fotos son de chocolate de Camerún con leche con un 38% de cacao; Leche , miel y almendras; leche y caramelo; leche y nueces; leche y regaliz; y variedades de chocolate negro con naranja; chocolate negro de la Costa de Marfil al 72%; con limón verde; frambuesa o de tipo "macaron" que se lleva tanto desde hace un tiempo, y negros de Ecuador y Venezuela a con más de un 70% de cacao.

Vamos para todos los gustos.


Respecto a los sabores, pues están muy buenos todos, desde los clásicos con nueces o almendras y miel hasta los que tiene un toque nuevo como los de limón verde o regaliz, eso sí... al final uno se los toma como poco a poco, uno al día, no como las tabletas normales que uno se las come enteras en dos días, así que siempre sabe a poco y uno se queda con ganas de acabar con la caja entera.

Parece ser una buena terapia para aguantarse las ganas de comer dulce... solo un poco y ya hasta mañana, hay que ser fuerte.

Lo bueno de esta cajita es que si te gusta mucho una clase, luego puedes comprarte la tableta entera, y así no probar y caer en alguna variedad que después no guste... como yo una vez con unos con picante... me lo comí pero fue como un castigo, habiendo podido coger los de siempre y que se que me gustan.

 
Las calorías, pues como las que tiene cualquier chocolate, bastantes, pero si tenemos en cuenta que sólo nos vamos a comer una onza por día (que es lo sano, según dicen) no es nada, habría que zamparse los 100 gramos para llegar a más de 500 calorías con infinidad de azúcares y grasas... pero no lo vamos a hacer ¿verdad?

En fin, una buena idea, sobre todo para regalar a los más chocolateros, como han hecho conmigo, y así enseñarnos a ser un poco más comedidos con los atracones de chocolate.

Lo mejor: variedad, presentación, sabores.

Lo peor: ¡se queda en poco!
PD: la pastilla de la foto ha quedado un poco blanquecina... porque los guardo en la nevera, que con este calor ¡no aguantan fuera!

Comparte en Google Plus
Instagram

Sobre Alexis Ashqar

Lo mejor de comer es probar cosas nuevas... y ¡que te gusten!
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

5 comentarios:

  1. Pues tienen muy buena pinta,sobre todo los de sabores,el de regaliz me llama mucho.
    Yo no tengo mucha fuerza de voluntad y seguramente me acabaría comiendo 3 o 4 después de comer.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo25/7/16 0:31

    Donde los compras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en las propias tiendas de Jeff de Bruges, en mi caso en el CC La Vaguada de Madrid ;)

      Eliminar
  3. Cuando vas a subir mas cositas. Que ansia tengo. Todo lo que subes lo termino comprando jeje

    ResponderEliminar
  4. Pues, mira, hoy mismo jeje, voy lento, mucho pero no me olvido ;)

    Un saludo!

    ResponderEliminar