Choco Palomitas Risi (chocolate y chocolate blanco)

Desde hace varios años (iba a decir desde que era pequeño… pero no creo que existieran entonces, pero si hace ya bastantes años) me compro de vez en cuando una palomitas que están recubiertas de chocolate.

Pues bien, lo curioso es que siempre que se las doy a probar a alguien (que por cierto al principio son reticentes porque les parece un sacrilegio mezclar chocolate y palomitas) acaban diciéndome dos cosas: una, que están muy buenas y no las imaginaban así, y dos, que no son palomitas.

Pues no, en realidad no son palomitas, en este caso es un poco como sentirse engañado puesto que aunque son de maíz (pero bueno también llevan trigo) no son lo que imaginamos como palomitas de toda la vida, es decir, maíz puro y duro.
En realidad son una especia de gusanitos que en vez de llevar sal llevan chocolate por encima y a los que le dan una forma un tanto extraña. 
Ahora que lo pienso, son como las palomitas esas con mantequilla que eran muy populares, que son eso gusanitos con un intento de forma de palomita.

Palomita con chocolate 

Estas son las originales, las que podría decir que son de toda la vida (las otras las he visto este año así que imaginad).
A mi personalmente me encantan, y no porque sepan a chocolate, que va, tampoco saben mucho (ya que cacao en polvo del malo por llamarlo de alguna manera). Lo que me gusta es la mezcla extraña de gusanillo no salado con chocolate. Vamos como unos gusanitos en vez de dulces azucarados y con cierto toque al cacao. La mezcla es adictiva.

La parte mala… que son unos de los peores productos que te puedes echar en cara por varias razones: por un lado están más manufacturados que otra cosa, porque si al menos fuesen palomitas de maíz e verdad… pero no, y por otro no lleva apenas cacao si no azúcar a espuertas y sobre todo lo peor, grasas hidrogenadas (que para los despistados son grasas malas… las que viene después de las trans que parecen el dominio en la actualidad).



Palomitas con chocolate blanco

Estas como  su propio nombre indica se diferencian de las originales en que no llevan chocolate como tal (porque para mi el chocolate blanco no existe, es simplemente manteca de cacao, es decir la grasa del cacao con azúcares… vamos si el cacao tiene algo malo, es lo que lleva el chocolate blanco).

¿Qué como saben? Pues la verdad es que bastante parecidas a las originales (y eso que son de chocolate blanco), sobre todo porque predomina el sabor de la masa de gusanitos. Eso si, se nota que no lleva cacao en polvo si no un poco de aroma de vainilla, lo que hace a mi parecer que pierda en comparación a las originales, porque saben más grasientas (y no solo eso, es que lo son).

Tienen lo malo de las originales pero un poco más aún… por las grasas sobre todo que son un poco más altas (a ver un gramo más tampoco seamos exagerados).

Los valores calóricos son catastróficos: Por cada paquete de 30 gramos en las originales nos metemos entre pecho y espalda 164 calorías (que no son tantas… pero es que lo malo es de que son esas calorías), 1,3 de proteína, 18 de hidratos (que son en su mayoría azúcar) y casi 10 gramos de grasas (9 de ellos de grasas saturadas). En el caso de las de chocolate blanco 0,7 de proteínas (esto y nada es lo mismo), 19 de hidratos, y otros 10 de grasas, el 90% saturadas… 
Vamos que después de esto… intentaré ni mirarlas… así que de higos a brevas y compartiendo el paquete.

Lo mejor: las originales, por el sabor curioso que tiene al mezclar ingredientes en un principio que no parecen que vayan a quedar bien.

Lo peor: la calidad nutricional, muy pobre y muy mala (por las grasas saturadas).




Comparte en Google Plus
Instagram

Sobre Alexis Ashqar

Lo mejor de comer es probar cosas nuevas... y ¡que te gusten!
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario