Kéfir de cabra Hoya de la Iglesia



La verdad es que entre tanto dulce a veces apetece algo más sano, y la verdad es que el kéfir lo es y mucho. Para los que no sepan que es el kéfir, pues diré de un modo resumido que es una especie de yogur pero creado con otros fermentos que le dan un sabor y consistencia (y beneficios) diferentes.
El kéfir puede ser de leche de vaca, de agua o como en este caso de leche de cabra, y la verdad es que es mucho más digestivo que un yogur porque elimina casi toda la lactosa en su creación.
El kéfir se puede comprar ya hecho o se puede conseguir sus creadores (que también se llaman kéfir) que no son más que una unión de bacterias y hongos que se alimentan del azúcar de la leche y la transforma en esta especie de yogur líquido con un pequeño porcentaje de alcohol (que es muy poco, casi inapreciable).


¿Y qué tal esta de sabor? Pues voy a ser muy claro y conciso: es amargo, como una especie de yogur líquido natural pero con un trasfondo de queso. El olor es casi como a leche pasada (pero vamos, en realidad el yogur es básicamente lo mismo, así que no hay que escandalizarse).
Ahora bien, yo me lo tomo directamente (también me como el yogur natural sin azúcar así que no es extraño, aunque el kéfir en el fondo me deja un sabor al final que em gusta más porque ese elemento que asemejo al queso que no tiene el yogur).
Por eso la mayoría de la gente le echa azúcar, miel, mermelada o frutos secos, porque así el sabor del propio kéfir no es tan fuerte, pero ya digo que a mi me gusta tal cual.

¿Y qué beneficios tiene?
Pues en resumen ayuda al sistema intestinal en el sentido de aumentar las defensas, la mejora de absorción de nutrientes, etc, vamos lo que nos quieren vender siempre las grandes marcas con sus yogures pero sin tanto anuncio y que existe desde hace siglos.

Respecto a este kéfir en concreto de Hoya de la Iglesia pues cumple todos los puntos generales del kéfir, eso si me ha gustado más que otros que he probado, no se si será por la calidad de la leche usada (tienen varios premios, entre ellos el tercero del mundo de quesos, así que buena parece que es).
La textura es líquida y el sabor es eso, amargo pero con un trasfondo a queso, como si cogiésemos leche y le derritiéramos un poco de queso semi curado que es el sabor final que queda.
Así que entre tanto dulce de vez en cuando hay que sanear el tracto digestivo, y nada mejor que un poco de kéfir ;)

Valores calóricos por cada 100 gramos: 94 calorías, de ellas 3,17 proteínas, 6,89 hidratos y 6,06 grasas. Claramente tienen un poco más de calorías que un yogur normal, pero hay que tener en cuenta que está hecho con leche de cabra, que es un poco más grasa que la de vaca, pero también más digestiva.

Lo mejor: su sabor con el regusto final a queso (aunque muy suave).

Lo peor: que no te guste nada el sabor amargo o ácido, aunque siempre le puedes echar cosas dulces.

Comparte en Google Plus
Instagram

Sobre Alexis Ashqar

Lo mejor de comer es probar cosas nuevas... y ¡que te gusten!
    Comentarios en Blogger
    Comentarios en Facebook

6 comentarios:

  1. Yo me acuerdo del kefir que se hacía en mi casa cuando era pequeño,tanto el de leche de vaca como el de agua y la verdad es que me gustaban mucho los dos,aunque el de leche de cabra no lo he probado.
    Cuantos años sin tomarlo.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy pensándome el conseguirlo para hacerlo yo, pero como soy un poco desastre me da cosa de que se me acabe muriendo ;)

    ResponderEliminar
  3. Donde se compra esta marca?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo lo he comprado en Mercadona ;)

      Eliminar
  4. Esta marca yo la consigo en la cadena de supermercados CONSUM. Nunca lo he visto en Mercadona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás ya no lo vendan en Mercadona, cuando hice el post si que los había

      Eliminar